En Memoria de Antonio Paredes Toledo

Don Antonio, quien fuera funcionario de nuestro colegio por 41 años, nació el 31 de marzo de 1930 en la ciudad de Maullín, siendo el cuarto hermano de un total de diez.

Su historia en Puerto Montt comenzó en el año 1947, donde encuentra su primer trabajo en Vialidad, sin embargo, el destino lo uniría a nuestra institución el año 1964, un 5 de octubre es recibido por la Hermana Edita Hitschfeld, siendo el chofer del colegio durante 41 años.

El 7 de diciembre de 1984 fue parte de la postura de la primera piedra de la capilla del colegio, misma que hoy, un 10 de julio de 2019 lo recibe en su último adiós.

Las décadas pasaron, la dedicación y responsabilidad eran sellos invaluables en Don Antonio, en palabras de los funcionarios que aún lo recuerdan y dan testimonio de ello. Muchas anécdotas son las que quedan en la memoria, entre ellas, el “siempre calientito pan traído por la mañana, para compartir con sus colegas y amigos”.

Junto a su esposa Berta, construyeron una familia compuesta por 9 hijos, 17 nietos, 19 bisnietos y 2 tataranietos, hoy se encuentra con ella en el Reino del Señor.

Nuestra comunidad educativa despide a Don Antonio, manifestando eterna gratitud a los años entregados a la institución, su dedicación y entrega, haciendo presente su deseo de ser despedido en la capilla que él vio crecer, un fraternal saludo a nuestra amiga Marcela Paredes Arcos y su familia.

En la eterna memoria de Antonio Paredes,

Comunidad Educativa del Colegio Inmaculada Concepción de Puerto Montt.

Permanezcamos serenamente en las manos de Dios y simplemente, dejémoslo tomar el control de todo, como Él lo desee, porque todas las cosas nos conducen a la eternidad de Dios Padre…” Madre Paulina Von Mallinckrodt