El día jueves 20 en la tarde se realizó en el Colegio una Misa de acción de gracias para todos los funcionarios y funcionarias que son parte de nuestra comunidad. La intención fue agradecer a Dios por todo lo compartido durante el año, que ha sido un tiempo de trabajo, de esfuerzo y de encuentro con los amigos, los colegas, compañeros de trabajo. También ofrecer nuestro cansancio, alegrías, éxitos y fracasos.

Este tiempo de adviento aún es un momento de preparación, en el cual queremos renovar nuestro compromiso con el niño de Belén, que nos invita a fijar nuestra mirada en el otro que necesita de nuestra atención y nos invita a renovar nuestra vida de oración, vida sencilla y amor al prójimo.

Profesores y funcionarios armaron el pesebre junto al altar. El pesebre es una lección de vida y también de amor y sencillez. Representa el misterio del nacimiento de Cristo. Cada elemento es una oportunidad para reflexionar sobre los valores cristianos.

Se presentaron al Señor algunos signos:

Plantas: simbolizan la vida y con ellas, expresar el cariño por nuestros estudiantes. Hemos querido regar la buena semilla y cuidar de ellas.

Vela: ofrecer al Señor La Luz que nos ilumine el camino de salvación, pidiendo que sea nuestra guía en este tiempo de adviento.

Pan y Vino: con ellos presentamos nuestras esperanzas para esta navidad y que la alegría y unidad familiar primen en este tiempo de encuentro.